martes, 19 de junio de 2012

E-textbook Vs Libro de texto: porqués y problemática.


Hace unos meses tuve la oportunidad de asistir a la presentación en la USAL TV del informe “EL libro de texto ante la incorporación de las TIC en la enseñanza” de la Universidad de Santiago de Compostela y patrocinado por CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos).

En el informe se trata primero el panorama europeo de la situación de las Tecnologías en los procesos de enseñanza y después nos muestra unos indicadores del impacto de las TIC en el aula, para después centrarse más en la situación española y la importancia que tiene el libro de texto en la sociedad educativa y las editoriales. Este informe habla de la importancia que hoy en día sigue teniendo el libro de texto sobre cualquier otra herramienta en el aula diciendo que además “…son la base de una importante industria editorial con un impacto significativo en la economía y el empleo”.

Como bien leemos en el informe, la literatura señala que los libros de texto tienen un enorme valor pedagógico y representan un medio efectivo y barato de mejorar el desarrollo cognoscitivo y el logro educativo de los alumnos. Pero en mi opinión y desde hace unos años, escuchamos que la incorporación de libros electrónicos a las aulas es necesaria, debido a los cambios que han tenido lugar en la última Ley Órganica de Educación, con cambios en las Competencias Básicas (Tratamiento de la Información y Competencia digital) y a la introducción de las TIC ya no sólo en los centros, sino también en las aulas. Hemos oído hablar de los e-reader, de los libros electrónicos, de sus potencialidades, de sus contras, pero pocos son los que los han llevado a la formación presencial o a distancia. Pocos son los que han trabajado con ellos. Aunque últimamente salen a la luz más experiencias con libros electrónicos. Un ejemplo de esto, lo tenemos el día 29 de Mayo de 2012 cuando tuvo lugar el 2º CONGRESO DIM-EducaLine. Aquí, se presentaron los primeros resultados de la investigación DIM-EducaLine,  en la que han estudiado las ventajas e inconvenientes  asociadas a la utilización didáctica de los libros de texto digitales EducaLine. Además, diversos profesores presentaron algunas de las mejores actividades realizadas con los alumnos, en las que la utilización de estos recursos proporciona un notable "valor añadido" frente al uso de medios tradicionales (Pere Marques). Ver video aquí.

Además, en el artículo “Los libros del futuro” (Emprendedores, 11/06/2012)  nos dicen que "El libro digital ha llegado para quedarse" no es una “moda pasajera” es la mejor manera de ponerle fin a "las tiradas mal calculadas, las devoluciones de libros a los almacenes o la falta de ejemplares". Y teniendo en cuenta el bajo índice de lectura en el país, así como también el ejemplo de EEUU cuyos ciudadanos leen mucho más si son lectores digitales, era de esperar que el impulso necesitado se encontraría en el campo tecnológico.

Por otro lado y tras la lectura de “La espinosa y recurrente cuestión de los libros de textos”,  en el Blog de @xarxatic en donde nos habla de los dos problemas que considera que son importantes en este tema. El primero es que considera que con el libro de texto se mantienen tradiciones educativas totalmente alejadas de las necesidades actuales y el segundo motivo es que se quiere convertir algo “que habría de ser de apoyo” en el núcleo de la actividad docente.

Y, ¿por qué? ¿por qué a los alumnos no se “les manda” usar e-textbook o libros de texto electrónicos? Leyendo el artículo “10 reasons why students aren`t using e-textbooks” nos dan una serie de motivos por los cuáles no son usados en la Universidad:

1.    Algunos de los libros que los estudiantes necesitan no están disponibles en formato digital.
2.    No son tan asequibles como nos creemos.
3.    No puedes prestar o revender la mayoría de los e-textbooks.
4.    Marcar un e-textbook produce una sensación rara en los estudiantes.
5.    Los e-textbooks también pesan (GB)
6.    Hay mejores opciones disponibles en formato digital
7.    Los estudiantes de hoy crecieron con otros libros
8.    Los libros electrónicos ofrecen una experiencia diferente
9.    Encontrar los e-libros de texto es una búsqueda del tesoro
10.    Los estudiantes esperan más de las ediciones digitales

Es posible que éstas sean algunas de las razones por las que los alumnos no las usan, o extrapolándolas a un nivel más infantil, porque algunos padres las rechazan, pero no creo que esto consista en elegir una opción u otra. Y voy a explicar por qué…

Yo siempre he sido de las personas que piensan que los cambios radicales no son buenos en ningún sentido. Necesitamos adaptaciones. Esta situación la asocio a la época en la que nos “enseñan a conducir” deberíamos decir que más bien “nos enseñan a aprobar el examen de conducir” y una vez que consigues el carnet de conducir, tienes que aprender a circular, a desenvolverte en la carretera. Es cierto que conduces con las destrezas técnicas que te han enseñado en la autoescuela, pero una vez después, cada persona tiene su manera particular de conducir, sus manías, sus fallos, o por otro lado, tiene la opción de no conducir por que no le gusta y decide circular en bici. Creo que en este sentido es igual con los e-textbooks o e-book. En el colegio, Universidad, empresa, te enseñan a utilizarlo, lo usas y te familiarizas con él, pero después eres tú quien decide usar esa tecnología como quieras, si es que quieres. Lo que sí es verdad, es que si te acostumbras desde pequeño a usar estos formatos de lectura, cuando crezcas seguirás usándolos. Por eso a la “generación del libro de texto tangible” (como es el caso de los alumnos que han dado los 10 motivos anteriores)  les cuesta más el uso de los e-textbooks, pero si esta tecnología se va introduciendo en las aulas de infantil y primaria, esta futura generación, serán de los que se decanten por el formato digital, simplemente por costumbre o preferencias, por gusto o por comodidad. La elección está de su mano.

Las posibilidades existentes entre el aprendizaje con tecnologías con la “e” delante y el “aprendizaje tradicional con libros tangibles”, van a tener que aprender a convivir el uno con el otro, al menos durante varios años. Por las razones que he mencionado antes, y por los problemas que conllevaría un cambio radical. Parafraseando a Rousseau, “La paciencia es amarga, pero sus frutos son dulces”.

Sin embargo, y para finalizar, yo considero que en un futuro, las cosas cambiarán, y aunque no creo que el libro tangible se borre de la faz de la tierra, sé que se reducirá su uso. Esto lo digo yo, que soy de la generación de libro de texto y normalmente leo en e-reader…. Pero, el cambio es inminente.


 


Citar como:
Martín Hernández, S. (2012).  E-textbook Vs Libro de texto: porqués y problemática. En línea:  http://scopeo.usal.es/node/2458 [Consulta: dd/mm/aaaa]

 

2 comentarios:

Martiniano Salas dijo...

Buena reseña de un tema que se ha instalado de a poco en las escuelas! El otro gran tema me parece que tiene que ver con el soporte: tablets, e-readers... EN esa línea estoy escribiendo un artículo que cuando lo tengo te lo comparto en http://escuela3cero.blogspot.com.ar/

Silvia Martín dijo...

Gracias Martiniano. Tienes razón el tema del Mobile Learning y el uso de las Tablet en el aula es la nueva tendencia en Educación. Te invito a que le eches un vistazo al monográfico que publicamos sobre M-learning. http://scopeo.usal.es/sites/all/files/scopeom003.pdf Seguro te interesa.
Estaré atenta para poder leer tu artículo, gracias.

Un saludo

Publicar un comentario